martes, 3 de marzo de 2009

COMENTARIO "EL RETRATO DE DORIAN GREY" LIBRO DEL COLEGIO MAYOR PEÑAFIEL

EL RETRATO DE DORIAN GREY: UN CAMINO, UN DESTINO

ARGUMENTO:
El retrato de Dorian Grey nos introduce en una historia fascinante de amor, odio, pasión, sentimentalismo e hipocretismo de la sociedad aristocrática inglesa del siglo XIX. Esta trágica historia romántica contada por el literato inglés Oscar Wilde nos relata como un joven aristócrata inglés llamado Dorian Grey, cuya belleza es grandiosa, comienza a ser retratado por el artista, y a la vez amigo, Basilio Hallward. Tal es la belleza de Dorian que Basilio se obsesiona locamente no sólo por la belleza de aquél, sino incluso por retratarle constantemente. Cierto día de primavera, Dorian y el artista se encuentran en el jardín de la casa de éste, momento en el que sale a escena Lord Henry Wotton, amigo íntimo de Basilio, el cual conoce a Dorian y comienza a exhortarle hacia el mundos hedonistas. Inicialmente, Dorian no acepta el camino que le propone Lord Henry, fundamentalmente porque Basilio le insta a que se aleje de esas concepciones. Sin embargo, conforme evoluciona la historia el joven va cayendo en las garras del hedonismo, gracias a las influencias que Lord Henry le muestra (grandes banquetes, placeres nuevos, despreocupación por el mañana …). Dorian entra en una degeneración tan absoluta que comienza a acudir a los lugares más lóbregos de Londres (tabernas de los puertos, prostíbulos, teatros de poca monta …). En este último lugar conocerá a una joven actriz, Sibila Vane, de la que se enamorará perdidamente y a la que “matará de amor”, condenándole a una total locura y desesperación y encerrándole en un mundo sombrío y cadavérico. Este hecho es el que generará en Dorian el deseo de poseer la eterna juventud, deseo que de hecho se cumple ya que el joven, conforme pasan los años no envejece sino que el que envejece es el cuadro pintado por Basilio al comienzo de la obra. En su locura interna, Dorian comienza a desarrollar paranoias sobre sí mismo y sobre todos los que le rodean, situación que le procura el odio de grandes personajes aristócratas y que llevará en un momento determinado a asesinar a Basilio Hallward. Para evitar el descubrimiento del cadáver del artista, Dorian decide eliminarlo, evitando que le condenasen por asesinato.
No obstante, su retrato es el que realmente no le está dejando vivir, de ahí que una noche, en un ataque de furia, ataca al cuadro con un cuchillo pero cual es su sorpresa que el que morirá acuchillado será el propio Dorian y no el cuadro. Finalmente, la historia muestra como el que está tendido en el suelo, lleno de arrugas y acuchillado es el verdadero Dorian, el anciano, frente al Dorian joven que es el que pervive de manera jovial en el retrato.

OPINIÓN:
No debemos olvidar en ningún momento que la historia se mueve en pleno romanticismo. Ante esto y desde mi punto de vista, la historia muestra la personalidad interior de Wilde, es decir, que se “desnuda”, metafóricamente hablando, a sí mismo tanto psicológicamente como ideológicamente. A pesar de esta “insinuación” que hemos comentado, el autor ha sido proclive a exagerar los rasgos característicos del romanticismo, hecho que puede desdibujar en parte el relato como tal. Sin embargo Oscar Wilde concebía la escritura como un arte, de ahí que desde mi punto de vista se observa como el escritor plasma una escritura muy melodiosa y expresiva, que juega a veces con el propio lector, tendiendo en muchas ocasiones a crear frases metafóricas, reflexivas y llenas de contenido profundo (fundamentalmente, en el personaje de Lord Henry Wotton). Pero sobre todo el punto fuerte de la obra de Wilde son los diálogos. Diálogos muy trabajados, muy perspicaces y con ciertos tintes de cinismo que hacen que el texto sea algo forzado. Y es que a mi modo de ver el diálogo de Wilde es la virtud de su obra pero a la vez su punto débil, ya que “peca” excesivamente de su uso y hace que la obra en ocasiones se vuelva muy monótona.
No se puede obviar que la obra de Wilde es un drama y que muestra claramente la estética decadente del autor, sobre todo en los apartados donde los personajes se adentran en mundos suburbanos, lóbregos y también cuando reflexionan sobre su propia existencia, cerrándose en su mundo (típico del romanticismo). Juega mucho con los paralelismos, como el caso del amor platónico entre Sibila Vane y Dorian, donde enfrenta, por así decirlo, a la clase obrera y pobre de Sibila Vane con la lujosa y escéptica clase aristocrática inglesa a la que pertenece Dorian (en el fondo no deja de ser uno de los pensamientos a los que se vio sometido Wilde a lo largo de su vida). Asimismo, no me puedo olvidar del final del libro, el cual me parece muy bueno desde el punto de vista ideológico, simbolista y literario, ya que muestra una profunda reflexión sobre la belleza y la propia existencia del hombre en cuanto a su forma de ver el mundo (¿visión externa o interna de las cosas?).
Para concluir, debo decir que el libro me ha parecido interesante, sobre todo en la profundidad del lenguaje que usa, lo culto que es, en su capacidad de desarrollar la historia y ante todo, el gran y hondo mensaje que transmite como forma de manifestar por parte de Wilde sus sentimientos y pasiones.

Fdo: Alvaro Baños

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Menos mal que hay que hacer reseñas breves. poco más y nos cuentas tu vida

Lector incombustible dijo...

Muy buen comentario... Aunque lo leí hace tiempo tengo ganas de cogerlo de nuevo. Un saludo

alvaro dijo...

Jooooooooooo es que me gusta hablar mucho y contar mi vida. jooooooooooo es que me pongo triste y me sale tooooooooo mal.

individuo kane dijo...

El preludio, con esas frases lapidarias, debería estar clavado en la puerta de todas las Facultades de Letras.
Está claro que el teatro se le daba a Wilde mejor que el drama. Pese a todo, cuando Wilde hablaba de arte, nunca se equivocaba.

Anónimo dijo...

Felicidades por la crítica...
Un seguidor del blog

Anónimo dijo...

jooooooooooooooooooooooooooo álvaroooooooooooooooooooooooooooooo

Anónimo dijo...

alvarooooooooooooooooooooooooooooom alvaroooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo mzazuarrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr cago en la leche alvarooooooooooooooooooooooooo

alvaro dijo...

todo el mundo se mete conmigo jooo asi no se puede. Y ahora que me he echado novia

echeve dijo...

Es un gran libro. De esos que hay que leer antes de empezar a escribir chorradas en los blogs. Sobre todo si se pretende ser y llamarse universitario. Lo leí hace 17 años. Fue, junto con "Crimen y Castigo", de Dostoyeski, el libro que más me impactó de los que leí en la época del instituto.

Anónimo dijo...

donde puedo ver caricaturas?
jeje
no es cierto me gusto mucho y no tardo en leerlo Yupi!