jueves, 16 de abril de 2009

JOSEPH PEARCE EN EL COLEGIO MAYOR PEÑAFIEL

“Para un escritor converso dirigirse a un público escéptico es un gran desafío, porque sólo te leerán si detrás hay un gran arte”. Así lo afirmó en el Colegio Mayor Peñafiel el escritor inglés Joseph Pearce, quien advirtió del peligro de abordar temas religiosos en la literatura: “Hay que ser muy cuidadoso con los mensajes que se quieren transmitir porque si no, se pueden banalizar o relativizar”.
Autor de numerosos best sellers sobre pensadores contemporáneos como Tolkien, Solzhenitsyn, Chesterton, Wilde o Belloc, Joseph Pearce se convirtió al catolicismo en 1989. Tras una juventud extremadamente anticatólica, en la que estuvo ligado al partido National Front y a los movimientos anticatólicos de Irlanda del Norte, y después de su paso por la cárcel, se fue acercando a través de la literatura y especialmente de G. K. Chesterton, a la fe católica.
“Escribir libros no era mi vocación, no lo llevaba en la sangre. Sí es cierto que desde pequeño me preguntaba cosas, pero no pensé en plasmarlo. Después de mi conversión me di cuenta de que tenía que utilizar ese regalo que Dios me había dado para algo bueno y por eso comencé a escribir sobre los autores conversos”, señaló.
En concreto, decidió hablar en sus obras sobre Chesterton, Wilde o Belloc, entre otros, porque ellos eran importantes para su propia vida: “Fui testigo de todo el poder que transmiten sus letras y quise decir algo sobre ese poder. Me encontré a mí mismo escribiendo sobre estos literatos”.
El autor impartió la conferencia en el salón de actos de la Residencia Universitaria, en la que ofreció su visión sobre la literatura anglosajona contemporánea. Tras la conferencia se abrió un animado turno de preguntas en el que Pearce respondió a cuestiones relativas a la obra de J.R.R. Tolkien o la relación de otras artes distintas de la literatura con la fe católica.