lunes, 17 de agosto de 2009

"1984" Analisis libro por Colegio Mayor Peñafiel en Valladolid

"1984" de George Orwell

Hoy mismo he leído en un periódico que en algún sitio del mundo están trabajando en una máquina que reconozca los pensamientos de las personas desde sus movimientos faciales... ¿terrible? No lo sé, depende como siempre del uso que se le dé... Lo malo y lo bueno, ya se sabe, no son las cosas sino las personas ¿Lo conseguirán?
En 1984 el Estado dedica todas sus energías a una tarea similar; busca en tales técnicas una efectividad y refinamiento que someta al individuo hasta el extremo de que este desee y ame al Estado, encarnado en la persona del Gran Hermano...No se trata ya de que el ciudadano piense como el Estado quiere -de hecho, lo que busca es que deje de pensar- sino que lo ame.
En un mundo así, donde el pasado es alterado y la verdad no importa, es lógico que el protagonista, Winston Smith, piense que "la herencia humana no se continuaba porque uno se hiciera oir sino por el hecho de mantenerse cuerdo". Una de las cosas que le ayudan a mantenerse cuerdo a Winston es amar... Los protagonistas son bien conscientes y se enfrentarán al todopoderoso Estado cuando caen en la cuenta de que:"si podemos sentir que merece la pena seguir siendo humanos, aunque esto no tenga ningún resultado positivo, los habremos derrotado". Arduo reto.
En otro orden de cosas, a veces da la impresión de que Orwell ha tratado de cerca a nuestros queridos políticos al decir "el acto esencial del Partido es el empleo del engaño consciente, conservando a la vez la firmeza de propósito que caracteriza a la auténtica honradez. Decir mentiras a la vez que se cree sinceramente en ellas, olvidar todo hecho que no convenga recordar, y luego, cuando vuelva a ser necesario, sacarlo del ovido sólo por el tiempo que convenga, negar la existencia de la realidad objetiva sin dejar ni por un momento de saber que existe esa realidad que se niega..., todo esto es indispensable". La cita es larga, pero ¿verdad que no le sobra nada?
Él único "pero" que se me viene a la cabeza sobre 1984 es ¡haber tardado tiempo en decidirme a leerlo!

Fdo.: Paco, desde la planta baja del Colegio Mayor Peñafiel (Valladolid)

1 comentario:

Carolus dijo...

Aquí os dejo abrir un e-libro muy útil para que lo miréis, se llama “Manual y espejo de cortesanos”, de C. Martín Pérez.

http://www.personal.able.es/cm.perez/comentarioslibros.html
http://www.personal.able.es/cm.perez/Manual_y_espejo_de_cortesanos.pdf


Simula, disimula, no ofendas a nadie y de todos desconfía: antiguo consejo para un joven Rey Sol que te servirá para desenvolverte y medrar en la Corte en la que todos sobrevivimos. Donde hay un grupo de personas, existirá una lucha por el poder, alguien lo conseguirá y a su sombra crecerán los cortesanos que conspirarán para quitárselo o para agarrarse a una porción de poder dentro de su Corte. Tal vez aún no te hayan contado cómo funciona todo esto. Te guste o no, ya estás metido de lleno en la Corte y es mejor que domines sus reglas. Despierta, otros ya te llevan ventaja. Es hora de medrar.

Saludos